Agencia de colocación autorizada nº 1300000094

Recordar la contraseña

Comunidad de Madrid


imagen sección

Cómo ganarte la vida cuando tienes 50 años y te hace falta el dinero: llegan los 'oldpreneurs'

No todos los británicos toman té, pero aquellos que se jubilan tal vez sí tienen más tiempo para hacerlo. Y ante la futura imagen de pasar unos eternos veinte o treinta años de larguísimas sobremesas de galletas de mantequilla y té con leche con sonrientes viejecitas que comentan el clima, algunos se revelan. Keith Garden es uno de ellos. Este británico que había dedicado toda su vida laboral a trabajar en marketing y ventas tomó una determinación, disfrutaría de su pensión de jubilación pero lo haría de otra manera: invirtiéndola en una empresa. Así que la capitalizó para crear Only Natural Products, una compañía que exporta té inglés de alta calidad a cualquier rincón del mundo. Otra forma, vaya, menos tediosa de disfrutar de su madurez.

Garden es un 'oldpreneur', un nuevo tipo de emprededor “maduro” que crecre como la espuma –de las pintas– en Reino Unido gracias al 'pension-led funding', un servicio financiero mediante la cual, a partir de los 55 años, es posible capitalizar la pensión y convertirla en un fondo de inversión, en vez de estar obligado a cobrarla en anualidades. Y además tiene sus ventajas, porque el primer 25% está libre de impuestos.

Desde que la medida fue aprobada, y en cuestión de tres meses, ya se han retirado de los fondos de pensiones unos 2,5 mil millones de libras. Según la Oficina Nacional de Estadística, entre 80.000 y 120.000 personas por encima de los 50 años inician un negocio en Reino Unido cada año, aunque todavía se espera un mayor crecimiento: al menos 500.000 pensionistas más reconvertidos en empresarios, o así lo señala un estudio realizado por Axa Wealth.

“Hemos visto un incremento de emprendedores por encima de los 50 años que han utilizado su retiro para invertir en una empresa o crear la propia”, explica Adam Tavener, director de Clifton Asset Management. No obstante, añade: “los cambios en la pensión no son útiles para todos los propietarios de negocios; particularmente aquellos que quieren movilizar decenas de miles de libras para invertir”.

Riesgos y éxitos futuros

La veteranía cuenta y mucho para abrir un negocio y estos 'oldpreneurs' no sólo han inaugurado teatros, tiendas de té e imprentas, sino que también han dado el salto a las nuevas tecnologías. Aunque no en todos los casos, las estadísticas señalan que tienen más éxito.

De acuerdo a una encuesta realizada por Age UK, más de un 70% de los negocios iniciados por personas de 50 años sobreveviven los cinco años siguientes, mientras que solo aguantan el 28% creados por jóvenes. A pesar de que desde el gobierno y otras organizaciones dediquen mayores esfuerzos a impulsar las iniciativas de autoempleo juvenil, en Reino Unido existe un creciente apoyo a los veteranos convertidos en emprendedores: The Prince's Initiative for Mature Enterprisem (Prime) es una de las organizaciones que los apoya, concede prestamos y los aconseja. Y también proliferan los cursos de 'management' y finanzas para mayores. Porque, como dice John Allan, director nacional de la Federación de Pequeñas y Medianas Empresas de Reino Unido: “nunca es tarde para empreder un negocio”, y añade que “a pesar de que los propietarios de más edad tengan más retos, es importante que nuestra economía permita a persona de todas las edades crear algo excitante y nuevo”.

¿Puede beneficiar a un país que sus pensionistas futuros o presentes dejen de serlo para convertirse en emprendedores? Al menos en el caso inglés, se cree que sí. Ya que si la tasa de empleo de las personas de entre 50 y 64 años va pareja a la del grupo de edad de 35 a 49, esto podría suponer un crecimiento de la economía británica de 88 mil millones de libras, según publicó 'Daily Mail'.

Sin embargo, existen también riesgos: por ejemplo, ¿qué ocurre si un empresario que ha convertido su retiro en inversión se queda en bancarrota? ¿Qué sucederá con el sistema de pensiones en un futuro? ¿Tenderá a desaparecer? ¿Marcará esta tendencia de no jubilados el futuro de nuestra vejez? Los negocios también tienen sus riesgos.

Emprededores a los 50

Vivimos en una sociedad que premia la juventud y la belleza, hasta el punto de que parece que pasados los 30 ya no pintamos nada. Y sin embargo, no es cierto… Tanto para la lírica como para la banca, la experiencia es un grado, y en algunos casos 360. Sin ir más lejos, Ray Kroc, el fundador de McDonalds, que se pasó la vida vendiendo vasos de papel hasta que a los 52 dio un 'Big' salto profesional, según la organización Funders and Founders. O Mary Kay Ash, creadora de la marca de cosméticos del mismo nombre, quien no se maquilló para el éxito hasta los 45.

También Harland David Sanders que a los 65 años y tras una vida de asalariado creó Kentucky Fried Chicken y la vendió por dos millones de dólares unos años más tarde, en 1964. O John Stith Pemberton, que fundó Cocacola a los 55 años.

Historias que demuestran que nunca es tarde y menos para abrirse paso en los negocios. Si bien es cierto que hay países en los que es más fácil que en otros, lo es saber quién soy y quién quiero ser… Y ser capaz de perder el miedo.  

 

918715713
Avenida Avda. de la Azucarera, 2
28500 - Arganda del Rey
(Madrid)